Diferentes tipos de comercio electrónico

B2B: de empresa a empresa

El comercio online B2B (business-to-business) o entre empresas es uno de los tipos de comercio electrónico más conocidos y engloba todo tipo de actividades entre dos empresas a través de internet. Un ejemplo concreto de esto puede ser un portal de un supermercado dirigido al sector hotelero o una plataforma de compras de materiales de construcción para empresas dedicadas a la albañilería.

B2C: de la empresa al consumidor

Las transacciones B2C (business-to-consumer) o del negocio al consumidor son probablemente el tipo de operaciones de comercio electrónico más conocidas. Bajo esta modalidad los consumidores particulares adquieren productos o servicios a un negocio a través del comercio electrónico, generalmente mediante una tienda virtual en una página web propia o en plataformas especializadas en las que diversos vendedores ofrecen sus servicios.

Ejemplo de transacciones B2C son adquirir un ordenador en un portal como Amazon, hacer la compra en un supermercado como particular u ofrecer productos a clientes particulares en una tienda virtual en una plataforma como la de eBay.

B2E: de la empresa al empleado

Si bien este no es un modelo tan en uso, el comercio electrónico B2E (business-to-employee) o de la empresa al empleado es una forma que tienen algunas compañías de ofrecer diversos productos o servicios de pago a sus empleados, generalmente a un precio inferior al del mercado. Su objetivo suele ser que los empleados disfruten de ventajas por pertenecer a la empresa al margen del sueldo, ya sea en forma de servicios y productos de la propia empresa o de otras empresas a través de un portal especializado, generalmente de acceso restringido.

Algunos bancos españoles por ejemplo, ofrecen un portal de compras a sus empleados con una variedad de productos con descuentos significativos, mientras que algunas aerolíneas o cadenas hoteleras hacen descuentos en viajes u hoteles a través de sus portales propios exclusivos para sus empleados.

C2C: de consumidor a consumidor

Otro modelo de negocio es el comercio electrónico entre comsumidores o C2C (consumer-to-consumer), que básicamente se refiere a las transacciones entre usuarios particulares, lo que generalmente abarca las compras de segunda mano de productos que ya han sido usados previamente.

Aunque tradicionalmente este tipo de compras se circunscribían al ámbito local y entre conocidos, han evolucionado hasta el punto de que ya no solo existen plataformas como eBay, Craiglist o Milanuncios que facilitan que usuarios particulares se deshagan de bienes que no necesitan, sino que hayan surgido incluso aplicaciones C2C especializadas como Wallapop en las que son los propios clientes los que negocian entre ellos la venta de productos de segunda mano de todo tipo como teléfonos, accesorios, ropa, cómics o cualquier otro tipo de artículo.

G2C: del gobierno al consumidor

Las transacciones G2C (goverment-to-consumer) del gobierno al consumidor son probablemente las menos comunes y se dan cuando un gobierno de cualquier ámbito ofrece a los ciudadanos acceso a servicios o productos online a través de sus portales o plataformas propias.

Generalmente estos requieren de una identificación para asociar cada trámite a un ciudadano en concreto. Aunque la oferta suele ser muy limitada, normalmente en este ámbito se mueven generalmente las transacciones de servicios electrónicos, como la declaración de impuestos de forma online o el acceso a certificados, reclamaciones o trámites gubernamentales por parte del consumidor.

Tags: ecommerce

multikiosco

all author posts

Leave a Reply

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios son marcas.